datos de las manos que teclean

Prometheus

(Franz Kafka)


(versión libre en español por Gabriela Marrón)
.
Cuatro leyendas mencionan a Prometeo:
.
Según la primera, como había traicionado a los dioses por los hombres, fue encadenado al Cáucaso y los dioses enviaron águilas para devorar su hígado, que siempre volvía a crecer.
.
Según la segunda, ante el dolor de los picos que lo hendían, Prometeo se apretó cada vez más profundamente contra la roca, hasta volverse una sola cosa con ella.
.
Según la tercera, con el paso de los siglos su traición fue olvidada, los dioses, las águilas y él mismo la olvidaron.
.
Según la cuarta, la progresiva pérdida de sentido dio lugar al cansancio. Los dioses se cansaron, las águilas se cansaron, la herida, cansada, se cerró.
.
Permanece la roca inexplicable. – La leyenda intenta explicar lo inexplicable. Como procede de una parte de la verdad, tiene que regresar siempre a lo inexplicable.
.

(ilustración de Chris Harding)
.
.
Prometheus (Franz Kafka)
.
Von Prometheus berichten vier Sagen:
.
Nach der ersten wurde er, weil er die Götter an die Menschen verraten hatte, am Kaukasus festgeschmiedet, und die Götter schickten Adler, die von seiner immer wachsenden Leber fraßen.
.
Nach der zweiten drückte sich Prometheus im Schmerz vor den zuhackenden Schnäbeln immer tiefer in den Felsen, bis er mit ihm eins wurde.
Nach der dritten wurde in den Jahrtausenden sein Verrat vergessen, die Götter vergaßen, die Adler, er selbst.
.
Nach der vierten wurde man des grundlos Gewordenen müde. Die Götter wurden müde, die Adler wurden müde, die Wunde schloß sich müde.
.
Blieb das unerklärliche Felsgebirge. – Die Sage versucht das Unerklärliche zu erklären. Da sie aus einem Wahrheitsgrund kommt, muß sie wieder im Unerklärlichen enden.
.

dijo W. BENJAMIN sobre las traducciones

"Así como el tono y la significación de las grandes obras literarias se modifican por completo con el paso de los siglos, también evoluciona la lengua materna del traductor. Es más: mientras la palabra del escritor sobrevive en el idioma de éste, la mejor traducción está destinada a diluirse una y otra vez en el desarrollo de su propia lengua y a perecer como consecuencia de esta evolución."

de Walter Benjamin, "La tarea del traductor", en Angelus Novus, trad. de H. A. Murena, Barcelona, Edhasa, 1971, pp. 127-143.


dijo BORGES sobre las traducciones

¿A qué pasar de un idioma a otro? Es sabido que el Martín Fierro empieza con estas rituales palabras: "Aquí me pongo a cantar - al compás de la vigüela." Traduzcamos con prolija literalidad: "En el mismo lugar donde me encuentro, estoy empezando a cantar con guitarra", y con altisonante perífrasis: "Aquí, en la fraternidad de mi guitarra, empiezo a cantar", y armemos luego una documentada polémica para averiguar cuál de las dos versiones es peor. La primera, ¡tan ridícula y cachacienta!, es casi literal.

Jorge Luis Borges, La Prensa, Buenos Aires, 1 de agosto de 1926.