datos de las manos que teclean

Quod nullus studens ludat...

Universidad de Montpellier, 1339
.
(versión libre en español por Gabriela Marrón)
.
Que ningún estudiante juegue:
(...) Establecemos, bajo pena de excomunión, que ningún estudiante, ni dentro ni fuera de su casa, puede abocarse a los dados, otro juego de azar o cualquier otra actividad recreativa en la que pueda perder dinero (...)
.
Que ningún estudiante baile fuera de su casa:
(...) Establecemos, bajo pena de excomunión, que ningún Doctor, docente o estudiante puede bailar fuera de su casa o en la de otros estudiantes, sean cuales fueren los motivos o las circunstancias.
.
.
Quod nullus studens ludat
Universidad de Montpellier, 1339
.
Quod nullus studens ludat:
(…) Statuimus quod nulli scolastici, sub poena excommunicationis, intra vel extra domos quasinhabitant, ludant ad taxillos, aleas, vel alias quovis ludo, in quo pecunia perdi possit (…)
.
Quod nullus studens tripudiet extra domum:
(…) Statuimus quod nullus Doctor, Baccalarius, vel Scolaris, extra domum suam vel scolarium aliorum,ex quavis occasione vel causa, sub excommunicationis poena, tripudiet.
.

2 comentarios:

Saf dijo...

Jaja.. establecemos, bajo pena de excomunion, q ningun estudiante puede quitarse los calzones para ir a cagar, fuese cual fuese la emergencia gastrica.

Hevy esto.

Monotributo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

dijo W. BENJAMIN sobre las traducciones

"Así como el tono y la significación de las grandes obras literarias se modifican por completo con el paso de los siglos, también evoluciona la lengua materna del traductor. Es más: mientras la palabra del escritor sobrevive en el idioma de éste, la mejor traducción está destinada a diluirse una y otra vez en el desarrollo de su propia lengua y a perecer como consecuencia de esta evolución."

de Walter Benjamin, "La tarea del traductor", en Angelus Novus, trad. de H. A. Murena, Barcelona, Edhasa, 1971, pp. 127-143.


dijo BORGES sobre las traducciones

¿A qué pasar de un idioma a otro? Es sabido que el Martín Fierro empieza con estas rituales palabras: "Aquí me pongo a cantar - al compás de la vigüela." Traduzcamos con prolija literalidad: "En el mismo lugar donde me encuentro, estoy empezando a cantar con guitarra", y con altisonante perífrasis: "Aquí, en la fraternidad de mi guitarra, empiezo a cantar", y armemos luego una documentada polémica para averiguar cuál de las dos versiones es peor. La primera, ¡tan ridícula y cachacienta!, es casi literal.

Jorge Luis Borges, La Prensa, Buenos Aires, 1 de agosto de 1926.